Email para Registrarlos a Todos


emailLa complejidad de la red. Cómo nos vamos adentrando en un mundo cada vez más difícil de controlar y de eliminar, si se diera el caso.

Ahora mismo como están las cosas, necesitamos proporcionar datos y más datos sobre nosotros para navegar por Internet, cada vez son más las páginas que nos piden algún tipo de dato para verlas, y ya no digamos si queremos descargar algún contenido o participar en debates, seguir artículos, etc.

Hoy día, tenemos que estar continuamente inventándonos alias para tener acceso a servicios varios, y para ello casi todos tenemos en la red una doble vida, algo así como un trastorno bipolar virtual.

Por un lado todos tenemos nuestra cuenta de correo electrónico buena, y digo buena porque es la que realmente usamos para nuestra vida seria, ya sea trabajo, familia, instituciones (universidad, instituto), y en general, es el email que le damos a todo el mundo que para nosotros es importante, y que por otra parte no queremos quedar como el culo.

Aquí es donde entra el segundo email, ese de pega que todos tenemos de repuesto para todas las demás cosas que son superficiales, que tienen poca importancia o para cuando no queremos que nadie sepa quiénes somos, ni falta que hace. Este correíllo de pega es el que usamos para registrarnos en nuestras webs de descargas, y el que usamos para que nos manden toda la basurilla que no queremos en nuestra cuenta seria, y también como no, el que usamos en la mayoría de las ocasiones bajo un nick ridículo como: memoloyomismo82, para comunicarnos con nuestros amigos guays.

Ahora es donde entramos en la tramoya del tema, porque a modo de ejemplo y esto servirá para muchos de vosotros, verás el camino laberintico que siguen nuestros datos cuando queremos tener algo como un simple email o web. Y para que sigas este articulo, te recomiendo primero que abras la siguiente imágen, un esquema que te servirá para ver el recorrido de este tema.

Lo de las líneas de colores es muy sencillo, pero lo explico al final de esta historia porque no afecta para entenderla.

………………………………………………..

Todo empieza una mañana cualquiera y se le ocurre que se va a hacer una cuenta de correo electrónico, pero de las serias (como ya he dicho antes).

Como no podía ser de otra forma, empezamos con la página de GOOGLE (número 1 del esquema), la que antes de teclear nada ya me ha cogido la dirección IP de mi dispositivo y por la numeración ya ha averiguado también mi ubicación, ¿os suena este término?, y también mediante la ubicación ya ha determinado mis coordenadas de geolocalización a través de GPS y por último, a través de todo lo anterior (entre otras cosas), ya sabe que mi idioma es Español y que vivo y me estoy conectando desde España, y todo esto y mucho más sin haber tecleado nada.

Después vamos a Gmail (número 2 del esquema), y me hago una cuenta de correo, en la que si no me preocupo de cortarme un poco con los datos, pongo hasta el DNI, el nombre de mi mascota, el segundo apellido de mi madre y la nota que saque en el colegio.

Una vez que tengo el email, nos hacemos una web, así que vemos sitios gratis y nos decidimos por uno, en este caso WORDPRESS (número 3 del esquema).

Lo primero que te piden es un email para registrarte. Cuando ya tienes la web configurada, te das cuenta de que para que la peña te conozca tienes que publicitarte un poco y distribuirte por la mayor cantidad de plataformas gratis que existan, o sea redes sociales.

Así que de aquí nos vamos a FACEBOOK (número 4 del esquema), y lo mismo, elige un nombre y demás (y otro porrón de datos personales varios). Pero no termino aquí, porque después puedo vincular mi página de Facebook con TWITTER.

Nos registramos en TWITTER (número 5 del esquema), y lo mismo que los demás. Y  sincronizo todo con WORDPRESS (número 6 del esquema).

Todo listo y sincronizado, solo te ha llevado un puñado de horas configurarlo y dejarlo todo listo en plan básico, pero ya tienes algo.

Si quieres videos,toca YOUTUBE (numero 7 y 10 del esquema). Al ser YouTube propiedad de Google, con poner nuestro email del principio ya está. En YouTube, te haces un perfil y página en Google+ (número 8 del esquema). En Google+ (número 9 del esquema), sincronizo con los demás.

Aquí ya tenemos una red importante de sitios creados, interconectados entre si y de datos nuestros que hemos tenido que ir metiendo para poder tener nuestro pequeño espacio en cada plataforma.

A partir de GRAVATAR (número 11 del esquema), es opcional, solo es para interconectar sitios.

Lo de los colores es muy sencillo, el ROJO, es para identificar lo que es obligatorio, ya que si no haces estos pasos no podrías continuar. El AZUL son los pasos que uno tiene que seguir de forma opcional, no son necesarios. Y el color VERDE, es para los pasos que son solo de forma alternativa, ya que no implican tener a los demás.

………………………………………….

Al final si os habéis fijado, desde que hicimos el nuevo email, si seguís las líneas y los sitios donde hemos estado, resulta que comienzo en Google y termino en él, ya que desde la propia página de inicio del buscador (número 1 del esquema), toda la parte derecha del esquema, Chrome, YouTube, Google+, es propiedad del mismo y todos los datos de un sitio, están el otro también. Pero es que aparte resulta que, todos los datos de las restantes plataformas que nos hemos creado, como si de una corriente se tratara, fluyen hacia las plataformas de Google, de una u otra forma, todo empieza, pasa, gestiona o acaba en alguna de sus plataformas. Hay otros por mitad de camino que también controlan mucho, pero Google desde luego se lleva la palma.

Si nos pusiéramos al revés y quisiéramos ir borrando todo nuestro rastro digital de todos los sitios, resultaría que nos costaría más que cuando decidimos darlos para registrarnos, el entramado está montado así y por muchas leyes de privacidad de la UE, al final resulta que esta gente sabe más de nosotros, que nosotros mismos. Al final pierdes el control de tu rastro, y si consiguieras eliminar los datos de todos los sitios que hemos usado en este artículo, pensarías que lo has conseguido, pero no, porque después te quedaría leerte todos los Avisos Legales de cada plataforma y te enterarías de que ellos han cedido todos tus datos a terceras empresas, asociados y demás, mientras disfrutabas de sus páginas y no te preocupabas por todo esto, que no sabías que existían y que tampoco localizaras en la mayoría de los casos porque, el laberinto de la red es infinito como has visto en este artículo, con un simple email es suficiente para tenerte bajo control.

A modo de lectura reflexiva os dejo un enlace a este estupendo libro titulado El Engaño Google de Gerald Reischl, que habla sobre el entramado de Google.

El Engaño Google_G.Reischl

Levanta la cabeza del teclado y pregúntate ¿porque Ya no Miramos el Cielo?

Anuncios