Educación y Sanidad. Al Servicio de la Especulación


pizarraTe entra mala ostia al escuchar hablar a la gente de que su hijo lo han metido en un cole concertado o privado porque en los públicos hoy en día solo van emigrantes, gitanos y gentuza. O lo mismo con el médico, que prefieren ir al privado porque en el público, la seguridad social de toda la vida, está lleno de moros, ecuatorianos y así no tienen que esperar.

Y te lo dicen con la boca llena de razones y en la mayoría de los casos, sin tener ni puta idea de lo que dicen.

Es que la cosa comienza cuando tienes a tus hijos en el colegio de tu barrio de toda la vida, y resulta que un buen día decides cambiarlos a otro que sea de pago (concertado o privado), y nos da igual que este más lejos, en la otra punta de la ciudad, en otro pueblo, etc. Se les ocurre este cambio generalmente a nuestras madres, porque con las que se relaciona, le han dicho que sus hijos van a tal o cual cole y que están muy bien, que allí no hay extranjeros ni gentuza como en los públicos y que los profesores y la educación que dan allí es muy buena.

Una vez que han hecho el cambio, verán justificado el desembolso de dinero, simplemente porque ven realmente que hay menos (pero que si hay), gente a la que catalogaríamos como gentucilla.

Aquí es donde primero meten la gamba todos esos listos de turno, porque los colegios concertados y privados, están sometidos a unos requisitos de la administración en cuanto a admisión, instalaciones y demás que están regulados en el BOE correspondiente.

En el caso de los concertados es más evidente, ya que la mitad del dinero que ingresan procede de las arcas públicas de nuestros impuestos y la otra mitad la pagan los padres de los alumnos, por lo que al recibir dinero publico tienen que cumplir un mínimo de alumnado de distintas categorías, e inevitablemente habrá alumnos extranjeros y los que antes dije que cataloga la gente como gentucilla.

RD 132-2010 Establecimiento de Requisitos Minimos de Centros que Imparten Infantil, Primaria y Secundaria

Resumen de las Diferencias entre Centros Educativos

Colegios Públicos: Son centros falsamente llamados laicos (ya que en sus aulas figura el crucifijo de fé crisitiana, se impone la asignatura de religión y se realizan actividades extra escolares de tipo religioso), financiados y gestionados por el gobierno con ayuda de las administraciones locales de cada comunidad. La mayoría imparten todos los niveles de educación básica y obligatoria (infantil, primaria, secundaria y bachillerato, aunque algunos centros delegan los ciclos superiores en institutos públicos). Tienen plazas limitadas y para acceder hay que cumplir una serie de requisitos establecidos por la Administración Central (cercanía de la vivienda, etc). Por lo tanto los padres podrán presentar la solicitud, pero dependen de si sus circunstancias reales se ajustan a los criterios establecidos, para que les concedan la plaza o no.

Colegios Concertados: Son centros privados (no pertenecen a la administración), pero si son subvencionados en parte por la Administración Central. Tienen libertad de gestión con una adaptación a ciertos condicionantes establecidos por el gobierno como límite de alumnos por clase, fechas, admisiones etc. Financian parte de su oferta con las subvenciones y otra con los pagos de los padres.

Colegios Privados: Son una empresa privada de educación financiada exclusivamente por los padres de los alumnos. Tienen completa libertad de gestión y cierta libertad de currículum, dentro de los límites establecidos por el gobierno. Suelen impartir todos los niveles educativos aunque tienen libertad para limitarlo si así lo desean. El límite de plazas y el acceso a las mismas depende de los condicionantes y criterios establecidos por el propio colegio.

Este tipo de colegios debido a la crisis han agudizado el ingenio, y muchos de ellos han pasado a denominarse concertados, para poder recibir dinero público y tener la mitad de los ingresos cubiertos de una manera fija. El número de gente con el poder adquisitivo suficiente para ingresar a los niños en este tipo de colegios, ha bajado significativamente.

La Economía en los Centros Educativos

Y también está el tema económico. Aquí es donde se la meten hasta el fondo a todos esos enteradillos que se creen que han hecho un negocio redondo. Y es que siguiendo con el ejemplo anterior de los concertados, al recibir estos colegios dinero público por una parte y dinero de los padres por otra, resulta que:

Los padres por una parte tienen que pagar la mitad del importe de escolarización, y también el material escolar (que en los últimos tiempos, con tanto rollo digital de tableta, portátil y demás, se va un pastizal), y por otra, el dinero público que recibe el colegio o instituto también lo pagan los padres, porque este sale de sus impuestos, esos impuestos que no se acuerdan que pagan con parte de la nómina, IRPF, y demás impuestos del estado. O sea que al final resulta que el supuesto ahorro de llevar al hijo al concertado se queda en nada y viene a ser como si lo lleváramos a un privado, ya que todo el dinero, de una forma u otra procede de los padres, aunque siempre habrá algunos que no quieran reconocerlo.

Todo esto viene recogido en el  Real Decreto 2377-1985 de 18 de diciembre por el que se aprueba el Reglamento de Normas Básicas sobre Conciertos Educativos que regula este tipo de centros.

Como muestra, un documento de información del Centro Concertado San Juan Bosco Salesianos de Cartagena (Murcia), en el que se muestra que los padres tienen que pagar de forma obligatoria la mitad de la escolarización.

Centro Concertado San Juan Bosco Salesianos - Cartagena

 

Dependiendo del centro concertado – privado que se le elija, también se verán diferencias en sus intalaciones. La mayoría de ellos dejan mucho que desear, por lo que asociar centros privados – concertados con unas instalaciones superiores, no es cierto. En las aulas de muchos de estos centros, existen toda clase de deficiencias como ordenadores obsoletos, calefacción y aire acondicionado sin conectar, ventilaciones deficientes, y el material e instalaciones para realizar las prácticas los alumnos es obsoleto, está deteriorado y en la mayoría de los casos no funciona. En general existe una falta de mantenimiento de las instalaciones de los centros que redunda en una mala calidad de estancia de los alumnos.

Y luego tenéis también el componente religioso, porque la mayoría de los centros privados y concertados, son de carácter religioso cristiano, y eso es algo con lo que todo el mundo no está de acuerdo. Al recibir dinero público, deberían de tener un carácter neutral. En muchos centros, se obliga a los alumnos a asistir a actos religiosos organizados dentro de ellos, en contra de la voluntad y creencias de los alumnos.

Y por último, en estos centros concertados y privados en los que se imparte la famosa Formación Profesional, cuando los alumnos tienen que realizar las prácticas en las empresas, en muchas de ellas, los alumnos se encuentran con un excaso interés por parte del personal de la empresa en formarle; suelen ser un problema en el trabajo diario del personal, y en muchas ocasiones son usados para realizar tareas tediosas que poco tienen que ver con la formación que deberían de realizar.

Ejemplo. Caso Generico sobre Centros Sanitarios de España

**En un pueblo de 10000 habitantes con un colegio y un instituto público, los padres empiezan a llevarse los niños a otros colegios e institutos concertados / privados, pero de otro pueblo cercano.

Con el tiempo, debido a la disminución de población nativa del pueblo en los centros del mismo, los extranjeros y demás, han ocupado la mayoría de las plazas, por lo que llega un  momento en el que una madre del pueblo tendrá problemas de encontrar plaza en ese colegio y puede que tenga que irse a otro pueblo a inscribir a su hijo en un centro público.

El gran problema viene después, ya que nosotros mismos hemos generado el problema que podemos llamar de Despoblación del colegio público, y claro, después vamos echando pestes de que los colegios de nuestro entorno están llenos de gentuza y que en los concertados y privados no hay. Y de postre ya metemos en el mismo saco a los profesores, que de entrada ya degradamos a condición de aficionados que solo saben enseñar las cuatro cosas básicas.

También hay que añadir que la Administración, al ver el continuo abandono que sufren nuestros colegios e institutos por parte de la población nativa, decide también invertir menos recursos, por lo que al final también se genera por parte del Estado esa falsa sensación de abandono y precariedad en todo lo público. Y digo falsa sensación porque se ha hecho de forma deliberada.**

 

Dicho esto, resulta que los profesores de los centros públicos, tienen que cumplir unos requisitos bastante duros, carrera universitaria, Master (antes CAP), oposiciones y también idiomas en la actualidad, para poder ejercer en un centro público. Mientras tanto, el profesor de turno del centro concertado / privado no tiene que pasar ninguna prueba, ya que a base de enchufe, talonario y sin tener ni la mitad de la preparación que necesita un funcionario público, ejercen de profesores, en muchos casos sin tener vocación ni saber enseñar tampoco; Aparte también de no pasar ningún tipo de entrevista con ningún funcionario público de la administración, que supervise la contratación del profesorado.

Porque todo el mundo no vale para enseñar

 

Existen en la actualidad una gran cantidad de incompetentes que ejercen de profesor y de médicos en centros privados sin tener la suficiente preparación. En el caso de los profesores, existen casos en centros en los que creyéndose con derecho de propiedad sobre las vidas de los alumnos, envían mails con trabajos y convocatorias de exámenes, en días y horas que nada tienen que ver con la educación. Con los médicos, también se han dado casos de auténticos incompetentes tanto en la seguridad social como en centros médicos privados, que recetan medicamentos y tratamientos, y después te dicen tan alegremente, que si tienes alguna complicación seria, que te vayas al hospital, o que están pendientes de irse de vacaciones y te despachan en plan rápido.

Para terminar con la educación y entrar en materia sanitaria, el siguiente ejemplo es muy ilustrativo.

Ejemplo. Caso Generico sobre Centros Educativos de España

**Un chaval que termina sus estudios secundarios, intenta acceder a la universidad pública para la carrera de medicina. Los requisitos en cuanto a puntuación son duros, y no digamos la carrera. Resulta que el chaval no accede porque le piden un 8 y él saca un 5.

Unv.Murcia_Notas de corte finales 2012_2013

Entonces resulta que si papa tiene dinero nos vamos a la universidad privada que seguro que pagando lo admiten y se saca la carrera.**

Entonces pensad en el medico que tenéis delante cuando vayáis a la jodida mutua privada o al centro privado que pagáis tan felices y preguntaros:

Este médico que me atiende y que está aquí porque se sacó la carrera con dinero:

¿Es mejor que uno que tuvo que sacar un 9 de entrada para poder hacer la carrera y después pasó un montón de pruebas difíciles para estar en el hospital público de mi ciudad?

UCAM – Estudios de Medicina

Al igual que con la educación, después vamos echando pestes con todo lo público. Listas de espera, urgencias colapsadas, camas en pasillos y un largo etcétera. Pero la realidad es que en los privados (quitando ciertas clínicas con capacidad para realizar algunas operaciones), la mayoría, cuando vas solo es para cosas leves, en cuanto la cosa se pone fea, te mandan al hospital general para que te lo solucionen allí.

Con la carrera de magisterio pasa exactamente lo mismo, y entonces la pregunta de antes es la misma pero en los colegios concertados y privados. Y en muchos casos estos supuestos profesores no tienen ni titulación universitaria, tan solo experiencia de trabajo en la empresa privada que en muchos casos también, no tiene nada que ver con las materias que están enseñando.

Entonces, ¿cuál es el profesor mediocre?, ¿El que pasó pruebas, oposiciones, notas de corte y demás? o, ¿El que se fué a la privada con dinero a sacarse magisterio o viene de currar de otra cosa?

Funcionamiento de las Mutuas

Para los que no entiendan el funcionamiento de las Mutuas, os resumo que funcionan así:

La mutua recibe dinero público del Estado, por ejemplo 1 millón de Euros. Este dinero que recibe lo tiene que administrar en el desempeño de sus funciones. Al final del periodo anual el dinero que no haya gastado, deberá usarlo para abonar nóminas de trabajadores, mantenimiento de instalaciones, subcontrata de servicios, etc.

Por lo que al final lo que les interesa es ahorrar la máxima cantidad posible de ese dinero para quedárselo ellos, a costa de reducirlo de las prestaciones dadas a los clientes. O sea, a ti. Podéis leerlo en su Capitulo III Régimen Económico-Administrativo.

RD 1993-1995 Reglamento Colaboración Mutuas de Accidentes y Enfermedades SS

Programa Salvados: De Paciente a Cliente

Y también queda como último golpe al sistema sanitario público, el hecho de querer privatizar toda la sanidad.

Todo lo que oímos en las noticias y vemos en los hospitales, está sucediendo de forma deliberada y provocada por el gobierno con el pretexto de privatizar la sanidad y la educación pública.

Publico.es – La cama de un hospital público es un 74% más barata que la de un privado

Y por último no dejéis de leer un libro titulado La Mafia Medica de Ghislaine Lanctòt. Su autora tiene la carrera de medicina, y en el libro habla sobre como el sistema medico es una mafia en sí mismo, gobernado, controlado y gestionado por los poderosos y cuya intención no es salvar a la gente ni mejorar sus vidas. No tiene desperdicio y muestra una imagen real de cómo está el panorama medico en la actualidad.

 ………………………………………

La Educación y la Sanidad son los temas más sangrantes en la actualidad, pero esto sucede con otras muchas cosas.

¡La cosa esta clara para quien quiera verla!
Anuncios