Las Abejas están Desapareciendo


abeja¿Por qué están muriendo las abejas?

Esta es la gran pregunta que está llevando de cabeza a un gran número de científicos en todo el mundo. Las abejas están muriendo y nadie sabe la causa.

Está pasando en todo el mundo y las hipótesis aumentan.

La ONU ha comenzado a tomar medidas creando un programa llamado Colapso de Colonias, en el que se trata de averiguar las causas científicas de la muerte de las abejas.

La polinización que llevan a cabo las abejas y otros insectos es importantísima, hasta el punto de que, si no se realiza, el 75% de los cultivos del mundo pueden sucumbir.

Recordemos que una abeja obrera vive un promedio de 85 días y la abeja reina 3 años.

El asunto no es nuevo y lleva bastante tiempo pasando, pero fue a raíz de que EEUU estuviera perdiendo sus cosechas de almendras lo que ha llevado a dar la voz de alarma a nivel mundial.

Las abejas empezaron a morir en 1999 y hasta la fecha solo se han localizado tres sospechosos de ser los causantes de lo que está pasando:

  • El Cambio Climático. Siempre tiene que aparecer en la palestra para justificar cualquier desastre.
  • Varroa. Parasito asiático que se ha extendido a finales del siglo xx. Este parasito forma parte de la vida de las abejas, pero el problema puede venir si se saca de su habitad natural que es Asia y se introduce en Europa y América como especie invasora, ya que los tipos de abejas son distintos entre continentes.

Realmente todo es un montón de excusas para no decir que no se tiene ni idea y de que lo más probable es que todo sea el resultado de que las grandes multinacionales como Monsanto y Bayer entre otras, están llevando a cabo una especie de guerra química en los campos para vender sus productos.

Todas las sospechas de científicos apuntan a estas compañías como las causantes de la muerte masiva de las abejas en todo el mundo, ya que sus productos son de distribución mundial. Quizá estamos asistiendo a una guerra silenciosa entre corporaciones para controlar los campos, las semillas y la producción de alimentos a escala mundial.

El mayor sospechoso es el insecticida antes nombrado Neonicotinoides, el cual produce un impacto negativo en los sistemas inmunológicos de las abejas, ya que inhibe una molécula clave para la respuesta del sistema inmunitario consiguiendo que sean más débiles ante cualquier ataque.

Otro problema es el de los propios agricultores, ya que son pasto de los modelos de producción dominados por las grandes corporaciones de la agricultura que no producen de forma natural sino echando toda clase de productos químicos al campo para producir más rápidamente. Los pobres están con las manos atadas.

 

La pregunta clave es, ¿Qué pasará si realmente desaparecen las abejas?

 

El 75% de los cultivos y la mayoría de flores y plantas silvestres dependen de la polinización de las abejas y otros insectos. Si desaparecen, el futuro de la agricultura y la alimentación puede estar en manos de unas pocas multinacionales sin escrúpulos que solo buscan el beneficio económico.

Actualmente Greenpeace lleva a cabo una campaña de información sobre la importancia de las abejas, con la publicación de un informe sobre el declive que están sufriendo.

También podéis ver la web de la Asociación Española de Apicultores, donde encontrareis información acerca de los plaguicidas y su petición de prohibición en España.

¡La próxima vez que veas una abeja, ten cuidado con ella, el futuro de

nuestros campos y alimentación puede depender de ella!

Anuncios