Neutralidad en Entredicho


NeutralidadInternet tal y como lo conocemos, puede estar llegando a su fin

Y es que existe un concepto novedoso para los usuarios llamado Neutralidad en la Red que está revolucionando la red tal y como está montada. Una noticia que no se le ha dado mucho bombo en los medios tradicionales.

Pero, ¿qué es la Neutralidad en la Red?

Es un concepto de uso pensado para los ADSL domésticos y aplicable a las demás formas de comunicación. Consiste en cómo se tratan los datos a través de la red de comunicaciones.

Básicamente es tratar todo el tráfico de Internet de la misma forma y con las mismas prioridades de circulación. Pongamos un ejemplo:

Un usuario actual que esté descargando una película ocupa un tráfico más grande que otro que solo está consultando una web de noticias

Si se elimina la Neutralidad en la Red, el usuario que más descarga y tráfico tiene, tendrá que pagar más, y si no lo hace, su conexión a Internet podría ser ralentizada

Lo que se pretende con este reordenamiento del tráfico es que el usuario que ocupe más ancho de banda y tráfico, pague más. O que una web que tiene mucho éxito, tenga que pagar más por tener unas conexiones rápidas. O que los proveedores de Internet puedan limitarnos nuestra conexión para vendernos paquetes en función de lo que queramos hacer.

El tráfico se clasificaría según se trate de un video, música, imágenes, documentos varios, etc.

Esta neutralidad es un derecho que protege al usuario y garantiza que cada uno pueda acceder a todos los contenidos, servicios y aplicaciones de Internet, sin la censura de gobiernos, proveedores de internet y administraciones.

Esto permite en la actualidad que ningún proveedor de internet pueda bloquear el trafico P2P de un usuario (aunque la realidad es que lo ralentizan y monitorizan).

El hecho que está llevando a numerosos colectivos a poner la voz de alarma es que actualmente EEUU está sometiendo a referéndum una propuesta de reforma del actual Reglamento de las Telecomunicaciones Internacionales, que es el que ordena la red Internet y su uso.

El miedo que existe es que si sale adelante allí, la cosa termine por extenderse. Y también porque quien regula internet en esencia es, la Corporación de Internet para la Asignación de Números y Direcciones – ICANN, que casualmente tiene su sede en EEUU. Y claro, si los americanos cambian las reglas del juego y quien tiene el control de Internet, tiene su casa allí, pues el temor es patente.

De momento en Europa podemos estar tranquilos, ya que el pasado mes de abril se votó una propuesta en el Parlamento Europeo sobre la Neutralidad en la Red, y el resultado fue que se mantenga el sistema actual, aparte también de eliminar el Roaming de los Móviles.

Quien tenga el control de Internet, puede llegar a controlar el mundo.

¡Esperemos que la cosa siga como hasta ahora, porque ya se sabe que casi siempre salimos perjudicados los usuarios!

Anuncios