Cuando nos Enteremos de la Verdad


elephant-nature-animalsHace poco he publicado varios artículos relacionados con las Fumigaciones en España llevadas a cabo por aviones. Mucha gente ha mostrado por el tema su interés, agradecimiento y colaboración desinteresada.

En esta ocasión, quisiera hacerme eco de un artículo de otra compañera que ha hablado del tema desde una perspectiva totalmente cercana a cualquiera de nosotros. Lo ha titulado “Cuando nos enteremos de la verdad…nos vamos a tirar de los pelos”.

A modo de reflexión, nos habla de cómo es levantarse un día cualquiera, estar pleno de felicidad, y de cómo al salir a la calle se nos cae ese punto de felicidad extra al ver esas jodidas estelas de aviones en el cielo…

Para no revelar más, os dejo la reproducción de su artículo aquí, aunque recomendamos visitar su web:

CUANDO NOS ENTEREMOS DE VERDAD… NOS VAMOS A TIRAR DE LOS PELOS

Buenos días, viajeros de Luz

Como todos los días hay tanto para compartir y tan interesante… se me van pasando los días y no comparto algo muy importante… para todos.

En este país excepto algunos cuantos “conspiranoicos” (a ver si nos quitamos de encima semejante etiqueta que el sistema se congratula que utilicemos… es como si dijera “mira qué tontos, ellos mismos se desacreditan”) No es conspiranoia… es lo que está sucediendo y como una servidora le decía a madre cuando vivía “cuando ya no estés aquí y te enteres de que sufrir no estaba en el plan del ser de humanidad… ¡te vas a tirar de los pelos!. Pues esto igual, cuando dejemos de hacer el trabajo sucio al sistema y dejemos de dudar porque todavía creemos que el sistema está ahí para cuidarnos, para favorecernos… ¡nos vamos a tirar de los pelos… por tontos crédulos!

Como comentaba ayer, estoy en al este del país, en una playita que todavía está medio virgen y más en esta época… Esta mañana, antes de salir el sol, el cielo  estaba azul azul… limpio. Cuando estaba saliendo el sol ya he visto alguna estela en el cielo, poquita cosa… cuando he salido de la ducha ya estaba lleno… y media hora más tarde el sol ya estaba metido entre nubes que no son nubes sino los restos de esas estelas… que no son estelas sino algo que los aviones – o algunos aviones – van echando a la atmósfera y que de una raya se van abriendo se van abriendo hasta convertirse en nubes planas que llenan el cielo y lo dejan blanquecino.

Hace una semana, más o menos, aparecía una noticia en El País (el periódico de los periódicos en España) diciendo (¡qué cara tienen y nosotros que bobos!) que los científicos americanos habían pedido al Congreso “permiso” para investigar en cómo influir en el clima a instancias del presidente Obama. ¡¡¡¡¿Permiso?!!! O ellos no se enteran o son tan “tontos” como los ciudadanos de a pie… ¡Si lo llevan haciendo desde los años 40! Interviniendo en el clima con algo que tiene un nombre que hasta suena bien “geo – ingeniería” (los ingenieros son bien apreciados ¿a que sí? ¡No van a hacer algo en contra de nosotros… ¿a que no?… Pues sí. Y dentro de esa geo – ingenieería está esta fumigación constante que llevan a cabo día y noche. Si la humanidad despierta serán juzgados y condenados por crímenes de lesa humanidad porque no podemos no respirar… lo que echen lo respiramos y llega a toda la cadena alimentaria porque lo tienen bien medido: echan y echan durante días y luego llueve un poquito… para que baje a la tierra y penetre bien…

No sé si ustedes han pasado un proceso gripal este invierno. Yo he flipado en colores. No tengo ninguna prueba “científica” de esas que “el sistema pide” (ja, ja) para decirlo pero he preguntado a muchas personas y todas comentaban “yo no he pasado una gripe tan mala desde hace tiempo”. Una servidora normalmente tiene una fábrica de “mocos” dentro que en cuanto hay el mínimo catarro… se pone a producir y no para. Bien, pues esta vez no había mucosidad, era sequedad lo que sentía y en la fase de tos… ¡ha sido francamente complicado! por esa sequedad. Estoy segura de que todo lo que echan en el cielo todos los días… “algo” ha tenido que ver en la virulencia de los síntomas respiratorios que unos y otros describían al ser preguntados.

Desde luego… lo tienen bien pensado y como estamos muy bien aleccionados todo el día por la caja tonta y sus “voceros”… “son estelas de agua que dejan los aviones y que hacen dibujos… qué bonitas” pues ale… nosotros a creer en su “bondad”. El otro día me decía un señor mayor “pero hija, ¿cómo nos van a hacer eso… el gobierno no lo permitiría!… ¡Por eso lo hacen a las claras, porque tenemos esa creencia! Así funcionamos, por creencias y es lo más difícil de des-codificar porque está grabado en lo más profundo de cada célula. Amén de que una mentira repetida y repetida… se convierte en una verdad (echen un vistazo a las fases del “juego” que explica muy bien Chomsky) 

No, el Sistema no está a nuestro favor… sino al suyo y que todo ( incluyéndonos a todos ) se enferme… les viene muy bien … a ELLOS. Ah… y que llegue el finde y haga malo también es parte del juego… así no se disfruta y está el personal “fastidiado”… todo es parte de su plan (y que no me vengan con la etiqueta para que no sepamos, no investiguemos… ah, es que eso son cosas de los conspi… ¡qué conspiranoia ni que niño muerto! ¡Hagan las cosas bien y ya verán qué bien nos llevamos todos.

Por ilustrar lo que veía esta mañana les comparto las fotos que he sacado… 

IMG_20150307_080736 IMG_20150307_080742 IMG_20150307_080751 IMG_20150307_090610 IMG_20150307_090619

Gracias … investiguen, miren al cielo… no se crean nada… ni lo uno ni lo otro ni lo de más allá (que en seguida nos ponen en bandos para que nos enfrentemos… los bandos para ellos) … ustedes no dejen de mirar al cielo y entonces es fácil ver el proceso. Como en general nos ponen de cebo los móviles, los whatsapps, los mensajes tan interesantes que recibimos… para que “estemos al día” hemos dejado de mirar al cielo de verdad… Es fácil de ver… si miramos. 

De nuevo, gracias. 

Artículo Original en : El Lamento no Viene a Cuento ni Trae Cuenta

…………………………………………

Agradecer a la autora la claridad y el punto de vista tan cercano con el que ha escrito su artículo.

¡Cuando nos enteremos de la verdad, puede que sea demasiado tarde!

Anuncios