Las Fumigaciones como Excusa para salvar los Corales Australianos


coral australianoSeguimos sin salir de nuestro asombro ante estas y otras publicaciones que surgen sobre este tema tan delicado. Según varios medios como Nature.com, un grupo de científicos de universidades de los Estados Unidos, el Reino Unido y Australia han publicado un estudio pidiendo que se apliquen técnicas de geoingeniería del clima, con el fin de salvar a los arrecifes de coral de un proceso conocido como ‘blanqueo’.

Los investigadores, piden que se aplique una práctica conocida como Manipulación de Radiación Solar (SRM).

Esto implica rociar aerosoles desde aviones (lo que en los círculos conspirativos se han denominado “Chemtrails”) en un intento por reflejar la luz del sol con el fin de prevenir el aumento de las temperaturas superficiales del mar.

“Nuestro trabajo pone de relieve el tipo de escenarios climáticos que ahora debemos tener en cuenta si queremos proteger los arrecifes de coral”

Los científicos afirman que el uso de estos “Chemtrails” puede evitar que la temperatura del mar se eleve entre uno y dos grados de temperatura. Si las temperaturas suben, los arrecifes de coral se vuelven blancos. El aumento de la temperatura altera la relación simbiótica entre el coral y las algas, provocando que el coral pierda su color y la capacidad de comer las algas, un proceso que a la larga puede matar los corales.

Según los científicos, la geoingeniería del clima (modificar el clima artificialmente), podría ser la única forma de limitar los daños. El estudio examinó las diferencias entre un esquema de geoingeniería SRM hipotético y el plan de reducción de CO2 discutido por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC). El equipo concluyó que los arrecifes de coral tienen una mejor oportunidad de supervivencia con la geoingeniería.

…………………………………..

Sevilla 13-04-2014-2Casualmente, este estudio se publica justo cuando los medios oficiales atacan las denuncias sobre la “conspiración de los Chemtrails”, calificándolas de paranoia sin sentido.

Un grupo de científicos habla públicamente de rociar la atmósfera con aerosoles químicos para conseguir exactamente lo mismo que denuncian estas “campañas conspirativas sobre los Chemtrails”…curioso, ¿no?

Parece ser entonces, que nos dan la razón a todos los que hasta ahora estabamos locos, reconociendo entonces que el uso de estas prácticas para cambiar el clima de forma artificial existen, aunque no reconocen que son perjudiciales para la salud humana, el clima, la naturaleza y la flora y fauna. De sobra es conocido que un aerosol químico usado en la atmósfera para estos fines, no contiene perfume precisamente.

A principios de este año, un comité internacional de científicos dio a conocer un informe que indica que el uso de las técnicas de geoingeniería para combatir los efectos del cambio climático no son una alternativa viable para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe de la comisión pidió más investigación y una mayor comprensión de las diversas técnicas de geoingeniería, incluyendo los esquemas de eliminación de dióxido de carbono y la implementación de las técnicas de Manipulación de Radiación Solar (SRM), es decir, las que piden con “urgencia” los científicos que presuntamente quieren salvar los arrecifes de coral.

Los científicos descubrieron que las técnicas SRM son propensas a presentar “riesgos conocidos y otros posibles problemas desconocidos de carácter ambiental, social y político, entre ellos la posibilidad de ser desplegadas de forma unilateral”, lo que podría provocar graves conflictos diplomáticos entre naciones.

……………………………………

Realmente, si uno investiga un poco y se informa sobre el “Coral Marino”, sabrá que realmente lo que afecta es el aumento de la temperatura del mar, y que con estos Chemtrails para ocultar el sol y bajar así la intensidad lumínica del mismo, no conseguirá bajar la temperatura ambiental (y por consiguiente, la del agua), sino que se consigue el efecto contrario (como bien hemos explicado en otros artículos en los que hemos hablado sobre qué efectos produce esa capa de nubes artificiales creada con las fumigaciones. Puedes leerlo aquí).

Una de las principales soluciones, está en no seguir contaminando los océanos con los vertidos de los barcos, de la industria, y con nuestra forma de vida destructiva. Todo ello es lo que hace que el mar cada vez esté peor, y no buscar soluciones absurdas para usar métodos de modificación climática artificial, y justificar otros intereses ocultos.

 ………………………………………..

Como vemos, lo que durante años ha sido calificado de “teoría conspirativa”, como eran los Chemtrails, ahora empieza a convertirse en algo oficial.

La nueva estrategia de las elites que controlan la modificación del clima, se ha convertido ahora en una gran campaña de marketing para hacer un gran lavado de cara a todo el asunto, presentandolo como grandes estudios cientificos para salvar el mundo. Tratan de vendernos la expansión de productos químicos en el cielo como algo “necesario e indispensable para salvar el planeta”.

Y esto demuestra también que lo que un día son “teorías conspirativas”, muchas veces, con el paso del tiempo, acaban siendo “verdades oficiales”, aunque eso no quiere decir que debamos creernos cualquier teoría conspirativa…

¡ Como siempre, la opinión es libre !

Anuncios