El HAARP en España


Haarp-España

Muchos habremos oído esta palabra muchas veces, y otros será la primera vez: HAARP

Nos suena a algo sobre un experimento tecnológico de Estados Unidos para controlar el clima y todo eso, y siempre lo relacionamos con conspiraciones que están siempre lejos de nuestro país, pero…

¿Podría haberse usado en España el HAARP?

Antes de liarnos con el tema, para que todo el mundo se sitúe vamos a explicar de forma rápida y fácil que es esto del HARRP.

Es un proyecto de la Fuerza Aérea norteamericana cuyas siglas HAARP, significan “High Frequency Advanced Auroral Research Project”, que traducido al español sería, “Programa de Investigación de Aurora Activa de Alta Frecuencia”.

Está situado en unas instalaciones militares en Gakona, Alaska. Allí, se está desarrollando un misterioso proyecto que consiste en 180 antenas funcionando en conjunto como una sola antena, emitiendo 1 GW =1.000.000.000 W, es decir un billón de ondas de radio de alta frecuencia las cuales penetran en la atmósfera inferior e interactúan con la corriente de los elecrojets aureales.

A diferencia con otros proyectos de estudio de la atmósfera, en el caso del HAARP no se ha dicho nada oficial por parte de las autoridades norteamericanas.

Estos impulsos estimulan la ionosfera creando ondas que pueden recorrer grandes distancias a través de la atmósfera inferior, penetrando dentro de la tierra y detectando así instalaciones subterráneas. HAARP al parecer interactúa con un tipo de electricidad que está flotando alrededor de la tierra (los eletrojets aureales), provocando en estos la generación de ondas de baja y ultra baja frecuencia, que son aprovechadas para el fin antes descrito. Lo que ocurre que, como efecto secundario, esta emanación es capaz de cambiar también las condiciones atmosféricas y climáticas, llegando no sólo a dificultar las transmisiones telefónicas vía cable, sino también animales…, y personas.

haarp funcionamiento

Esquema de la utilización de la ionosfera como parte re-emisora de rayos energéticos emitidos desde tierra

 

Al parecer lo logran dirigiendo tal haz de ondas hacia un lugar concreto, alterando mediante esa cantidad de energía emanada las condiciones climáticas circundantes e, incluso, llegando a provocar cambios en las ondas cerebrales que pueden llegar a ser graves. No debemos olvidar que dicho proyecto se encuentra financiado por el ejército y la marina de los EEUU.

HAARP

Antenas del Proyecto HAARP en Gakona, Alaska

…………………………………………

Ahora si, en cuanto al título de este artículo, todo esto nos sirve de argumento para explicar ahora un extraño fenómeno atmosférico que tuvo lugar en Melilla, y del cual se hicieron eco varios medios de comunicación, entre ellos el diario El País en 2001.

En aquel verano, un fenómeno atmosférico mantuvo en jaque a los expertos en meteorología e incluso al aeropuerto de esta ciudad. Sobre las 8:30 horas de la mañana, la temperatura pasó súbitamente en tan sólo cinco minutos de los 23 grados centígrados… ¡a los 41! Dicho fenómeno duró unos quince interminables minutos. El observatorio meteorológico de la cuidad trató de buscar una definición a tal fenómeno, pero sólo pudieron asegurar que era similar a un tornado. Es más, el jefe del observatorio, José Luis Suárez, explicó al citado diario que es de muy difícil previsión, aunque se produjo en dos ocasiones durante aquella mañana. Compañeros suyos entrevistados aseguraron que “en los 30 años de servicio, jamás he visto un fenómeno de este tipo”.

Diario “El País” por Toñi Ramos – Melilla

Melilla se convirtió ayer por unos minutos en un gran horno al aire libre debido a un fenómeno meteorológico insólito. A las 8.24, la temperatura subió 17 grados en sólo cinco minutos: de los 24 a los 41 grados. Por fortuna, en el siguiente cuarto de hora la temperatura volvió a sus cauces. Pero, para colmo, a las diez de la mañana volvió a darse una versión más moderada del mismo poltergeist meteorológico, esta vez con un calentamiento súbito de sólo 15 grados.

‘Los árboles de la calle empezaron a moverse como si se tratase de un vendaval ardiendo’

Encontrarse por la mañana con 24 grados es lo normal en la ciudad. Lo que no es normal es lo que vivió Gerardo: ‘Era como si te persiguieran con un secador de pelo encendido a máxima potencia.’ El viento soplaba a más de 70 kilómetros por hora, extremadamente reseco, con una humedad de menos del 20%, cuando lo normal en Melilla es que supere el 60%.

En el caso de que el calentón hubiera durado más tiempo, hubiera podido producir graves efectos sobre personas con problemas respiratorios, según fuentes médicas. La gran temperatura y sequedad del aire provocó que la visibilidad se redujera a menos de 1km. A mediodía, el viento cambió a poniente, trajo con él la calma y despejó las nubes que se condensaban sobre la ciudad.

……………………………………

La explicación en esos momentos por parte de las autoridades fue:

Manuel de Castro, profesor de Geofísica y Meteorología de la Universidad Complutense, define el fenómeno como algo ‘rarísimo, aunque no extraterrestre’. La onda orográfica, que así se llama la causa del doble sofocón, fue ‘bellísima, digna de estudio’. La turbulencia generada por el viento procedente del desierto, al pasar por las montañas que rodean Melilla, degeneró en una gran onda, similar a una ola del mar, que ‘rompió’ contra la ciudad autónoma.


‘En 30 años no se había registrado algo así’
, explicó Luis Suárez, director del Centro Meteorológico de Melilla. Y aunque el Centro Nacional de Meteorología no había terminado ayer su análisis de la situación, Francisco Sánchez Gallardo, director del Centro Meteorológico de Andalucía Oriental y Melilla, consideraba ayer probable que el fenómeno se debiera a esa onda postulada por De Castro. Este tipo de onda, coinciden ambos científicos, es imposible de predecir.


A 1.000 metros de altura, el aire estaba a 32 o 33 grados. Al descender la onda hasta el nivel del mar, ese aire se comprimió por el aumento de la presión atmosférica y se calentó a un ritmo de un grado cada cien metros. El resultado fue que la ola rompió en Melilla a más de 40 grados.

…………………………………

A primera vista y teniendo en cuenta que se partía de prácticamente no tener datos, apresurase a decir que la causa eran nubes de montaña, para nosotros esto es una excusa para intentar tranquilizar a la gente contándoles algo que no entienden.

Nubes orográficas

Nubes de Montaña u Orográficas. Cr: Rec Mountain

El señor Suárez en la misma entrevista, aclaró que los hechos estaban siendo sometidos a estudio y que “es tan extraño, que puede que nunca se conozca la respuesta”.

 

Haarp-España

¿A ti esto te parece una nube de montaña?

…………………………………

Este extraño fenómeno no sólo se quedó en la subida de temperatura tan extraña, sino que también le acompañó una bajada de la humedad desde el 80% hasta el 20%, cosa aún más extraña si cabe. Además, el viento se incrementó y cambió de dirección, de levante flojo a componente sur y rachas de unos 70 kilómetros a la hora. Se escapaba de todo control y explicación.

Como hemos dicho, el citado fenómeno se repitió una vez más, sobre las 10 de la mañana pero, esta vez, la temperatura “sólo” se elevó unos 16 grados, hasta los 39. Precisamente (qué casualidad) también durante quince minutos y, otra casualidad, los vientos cambiaron y soplaron a rachas de unos 73 kilómetros a la hora. A este fenómeno, se le sumó otro que no apareció la primera vez, y fue un aumento de la nubosidad, llegando a ser baja, y caer un chaparrón poco importante durante unos minutos. Luego, normalidad absoluta.

Como podrá comprobar el lector si investiga un poco, este fenómeno todavía no tiene explicación, ni ha ocurrido en muchos lugares en el mundo.

Lo que si hemos de destacar es que tuvo una repercusión sobre los animales, que los alteró, y sobre las personas aunque no de efectos graves. Estos podrían haberlo sido si el fenómeno se hubiera prolongado por más tiempo, pudiendo provocar problemas respiratorios y/o alteraciones físicas y psíquicas.

 

¿Puede ser el HAARP?

HAARP Alaska

Vista parcial de las instalaciones del HAARP en Alaska

Y como es normal, debemos encontrarle una explicación o relación con otros casos que podamos conocer y argumentar. Varios investigadores apuntan a la idea de que el causante que está detrás de tales efectos, puede ser ni más ni menos que el proyecto HAARP, el cual hemos explicado brevemente al principio del artículo en que consiste.

También hemos encontrado que AEMET (Agencia Española de Meteorología), en un intento de dar explicación a este fenómeno, le intenta asignar dos causas: Heat Burst (Reventón Cálido), u Ondas Gravitatorias. Podéis leer sus conclusiones en la pag.3 de AEMET-El Observador_17-2001.pdf

Resulta además, que otro fenómeno idéntico sucedió en Alicante en 2004, podéis leer un análisis climático sobre este fenómeno aquí.

……………………………………….

Si AEMET y los cientificos todavía no tienen una explicación cocluyente para este fenómeno, y si tenemos en cuenta que el funcionamiento del HAARP produce este tipo de fenómenos atmósfericos extraños… No sería tan extraño pensar que:

¡El HAARP ha sido utilizado en España!

……………………………………….

¡Como siempre, la opinión es libre!

Anuncios